Luisa Helen Frey (197?-2009)

De malversando.txt
(Redirigido desde «Luisa Helen Frey»)
Saltar a: navegación, buscar

Tristeza. Falleció Luisa Helen Frey, @miga, lingüista, bloguera y monera. Falleció durante un temblor, al parecer de un infarto. Tenía treinta y pocos y una vitalidad envidiable. Su blog está lleno de perlas: su blog es un lugar hospitalario, calientito, uno se siente ahí como en casa.

La conocí dos veces. La primera, por internet: yo leía su blog, ella leía el mío. Tiempo después vino a París y nos fuimos a tomar unas cervezas al Pantalón, con su querido S. con quien hizo viajes inolvidables, escribió artículos y fue feliz. Estaban Gustavo, Oswaldo, Hanna (Luisa le preguntó: ¿tú eres Hanna?). Hablamos de literatura, de blog, de nuevos géneros literarios. Bebimos, reímos, compartimos unas gotas de vida que le dieron carne y hueso a la amistad bloguera.

Luisahelen1.jpg

Cuando viajé a Portugal, Luisa me recomendó dos cosas: ir a la Quinta da Regaleira (en Sintra) y comer pasteis de nata. La Quinta es un lugar fantástico, delirante, garabujesco: un lugar de donde podrían salir muchas novelas. Cuando escribí Musofobia, sus observaciones lúcidas ayudaron a cerrar La Virgen del Estereograma. Cuando conocí a Hanna y puse mi blog en rosa, Luisa me escribió para, gentilmente, aclararme que la felicidad sexual no se leía: por favor cambia el color de la tipografía.

Luisa estudió el doctorado en Alcalá de Henares. Viajó por Grecia, Portugal, Argentina, para después regresar a México. Estudió el discurso autobiográfico en los blogs, escribió una tesis, enseñó lenguas, amó, dibujó y contó lo que vivía. Muere a destiempo y a deshoras. Muere de manera brutal (en un instante) y a la vez poética (en un temblor: acaso tuvo la fortuna de creer que el mundo se iba con ella).

Este blog, que tanto la quiso, envía condolencias sinceras para S. Condolencias dichas con palabras pobres, que se quisieran más profundas: palabras de otra índole, que nos permitan explicar lo absurdo, lo inesperado, lo incomprensible.

Su blog sigue aquí. Sus garabujos, acá. Luisa está ahora en ese ultramundo eléctrico a donde iremos a parar algún día todos los blogueros. @miga: allá nos seguimos leyendo.

Luisahelen2.jpg